Valérie Romanin Resulta difícil hablar de sí mismo...
Pero bueno, lo intento!

Nací en Paris y desde chiquita, me ha gustado la danza y la música. A los 4 años, empecé la danza rítmica y el hecho de ponerme cada miércoles el tutu rosado me llenaba de orgullo! Seguí en este camino y estudié durante varios años la danza clásica. Al llegar a la adolescencia, probé un poco de modern jazz y de barre à terre. Después de mi bachillerato, hicé estudios de ciencias políticas, de economía internacional y de español. Empecé mi vida profesional en Bruselas y luego la seguí en América Latina donde siempre había soñado con vivir un tiempo allí. En 1998, nació en mí una verdadera pasión para el flamenco. Estudié con Sandra Claren en Chile, con Marisa Cura en Argentina y tomé varios talleres intensivos de danza flamenca con grandes bailaoras tales como Eva la Yerbabuena o Soledad Barrio. En 2002, fue a Sevilla para la bienal de flamenco y disfruté cada momento de cada clase que tomé y espectáculo que ví! Simultáneamente, gracias a Angela Rega en Chile, hice un encuentro muy emocionante con la danza oriental -también llamada raqs sharqi o danza del vientre. Enseguida, me fascinó la expresividad, la femineidad y el refinamiento que esta danza posee y proyecta. Luego, tomé clases con Paula Lena en Buenos Aires y fui completando mis estudios con Leila Haddad, Zizou, Hossam y Serana Ramzy, Farida Fahmy entre otros.

Logo Valérie Romanin Sintiéndome cautivada tanto por el flamenco como por la danza oriental, me surgió de manera espontánea la idea de fusionar estos dos géneros. Todo partió de una intuición mía que rápidamente se fue transformando en mi voluntad, la de acercar estas dos danzas -que tienen tanto que ver entre ellas- para ir creando una forma nueva y original de danza. Decidí bautizarla Flamenco Descalzo®. Añadí la palabra Descalzo a Flamenco para ir enfatizando las raíces moras y gitanas del flamenco, asumiendo claramente el carácter heterodoxo de esta danza fusión. Fascinada por el tema de las migraciones de las poblaciones gitanas o Roms (más conocido bajo el nombre de Gypsy trail o Romany trail), empecé a estudiar su imenso impacto en la música y la danza. Esta investigación va nutriendo mi trabajo creativo y las danzas gitanas se insertan naturalmente en el Flamenco Descalzo ofreciéndolo sus gestos, sus movimientos y soplándole un aire nómade y de libertad. Valérie Romanin Con gusto e interés, sigo capacitándome teniendo en la mente la idea de ir arraigando el Flamenco Descalzo®. Llegando a Londres, he tomado clases con Suraya Hilal y Alessandro el Bascioni (Hilal Dance), con Jo Wise (belly dance). Cada verano, participo de la escuela de verano de la Raqs Sharqi Society donde se ofrece una enseñanza variada y de mucha cualidad. Aprovecho la organización en Inglaterra de Festivales de danza tales como Fantasia, Majma o Sirocco para tomar cursos de perfeccionamiento, especialmente en danzas folclóricas. Seguí con mucho placer un taller intensivo de danzas tunecinas dirigido por Nadia Saiji en Paris. Descubrí la vitalidad de las danzas Amazigh (bereberes) de África del Norte gracias a la fabulosa Amel Tafsout. Disfruté enormemente con Miriam Szabo en Bruselas bailando el llamado Gypsy duende. De vez en cuando, hago incursiones hacia las danzas de la India y siento que la danza Kathak y el flamenco tienen un parentesco obvio. Voy aprendiendo con Simona Jovic, la cual nos facilita el acceso al mundo de las danzas del pueblo Rom. En enero 2007, participé de un viaje a Rajastán cuyo objetivo fue descubrir la danza Kalbeliya. Que linda experiencia fue ver, compartir, aprender y bailar con personas de la comunidad Sapera que viven a los alrededores de la pequeña ciudad de Pushkar! Durante el verano 2007, fue a Serbia para aprender a bailar los Kolos y sobre todo el Cocek, la danza gitana del sur de los Balcanes. Un viaje de estudio lleno de gozo y alegría. Otra excelente experiencia de terreno! El verano 2009 fue un especie de regreso a los fundamentos, gracias a una intensa e inspiradora estadía en Jerez de la Frontera para nutrirme de flamenco (Las reseñas de viaje se encuentran en inspiración). El flamenco es un arte vivo que va evolucionando. Me interesa estudiar como se va transformando. En los últimos años, he estudiado con con Pastora Galván, Javier Latorre, Mercedes Ruiz and Juan Polvillo en Londres, con Concha Jareño en Rivesaltes, con Chiqui, Rocio Molina y Mercedes Ruiz en Jerez.

Hace varios años ahora que doy clases de Flamenco Descalzo®. Teniendo ganas de transmitir los conocimientos adquiridos, empecé a enseñar en 2003 en Buenos Aires, ciudad donde viví cinco años antes de establecerme en Londres al inicio del 2005. manos Valérie Romanin Desde entonces, trato de viajar a Buenos Aires una vez al año para seguir compartiendo mi danza con mis primeras alumnas que, con mucho cariño, califico de históricas! Radicada en Londres durante 8 años, he afinado mi estilo, he desarrollado mis actividades de enseñanza y he establecido colaboraciones artísticas que se van profundizando. En 2013, he decidido volver a mi país con algunos proyectos nuevos en mente... En mis clases, suelo recurrir a posturas de yoga, ejercicios de pilates o de barre à terre con el fin de ayudar a refinar colocación y sentir el arraigarse en la tierra. Con un afán por la música y los ritmos, trato de transmitir este gusto a mis alumnas a través de ejercicios-juegos de apreciación musical. Mi método de enseñanza radica en alternar secuencias coreográficas y momentos de improvisación. Mi objetivo como profesora, o mejor dicho facilitadora, es crear las condiciones para que mis alumnas puedan aprender y asimilar mientras viven momentos de bienestar, de libertad y de vitalidad gracias a su danza.


Valérie Romanin

film Valérie Romanin